Share to Google Plus

Por Eduardo Mackenzie

17 de diciembre de 2011

Un proceso por los hechos de 1985 en el Palacio de Justicia acaba de dar un paso importante en la buena dirección. El juzgado 51 penal del circuito de Bogotá absolvió al general (r) Iván Ramírez Quintero, al coronel (r) Fernando Blanco Gómez y al sargento (r) Gustavo Arévalo de los cargos que una fiscal les imputaba por la supuesta « desaparición » de 11 personas en la operación que le permitió al Estado colombiano rescatar el Palacio de Justicia, el cual había sido asaltado a sangre y fuego, el 6 de noviembre de 1985, por la organización terrorista M-19. La decisión favorable a los citados militares en retiro coincide con lo que distinguidos juristas y una gran parte de la opinión pública esperaban desde hace años.

El General Iván Ramírez Quintero era el jefe del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército (Coici) en la fecha de la toma al Palacio de Justicia. La juez 51, María Cristina Trejos, estimó que existe una « duda razonable » sobre la presunta responsabilidad del General Ramírez y de sus dos subalternos en la pretendida desaparición de once personas que algunos afirmaban que salieron vivas de ese edificio.

Inicialmente, Iván Ramírez había sido acusado de haber participado en tales « desapariciones » pero la propia fiscalía, al final de la instrucción, constató que esos oficiales no tenían nada que ver con esa alegación, razón por la cual la fiscal pidió condena contra ellos únicamente por la presunta desaparición de Irma Franco, una guerrillera del M-19 que tomó parte en el asalto.

Sin embargo, la juez María Cristina Trejos desestimó ese cargo y absolvió a Ramírez, a Blanco y a Arévalo pues admitió que no había ninguna prueba irrecusable que los comprometiera con el asunto Irma Franco.

Ese fallo es un vuelco significativo por dos razones. Primero porque confirma que el tema de los supuestos « desaparecidos » en el asunto del Palacio de Justicia es cada vez menos creíble. Ese punto ya había sido cuestionado totalmente, con excelentes argumentos y revelaciones, por el Tribunal Especial de Instrucción del 31 de mayo de 1986.

El informe del TEI concluyó que existía prueba suficiente para concluir que los « desaparecidos » fallecieron en el cuarto piso del palacio, a donde fueron conducidos como rehenes por los terroristas, en los primeros momentos del asalto, y que el número de cadáveres calcinados y no identificables (en 1986) aparecidos en el cuarto piso necesariamente corresponden al de las supuestas víctimas « desaparecidas ».

Lo mismo fue alegado por la defensa del Coronel Plazas Vega. Ahora, con la sentencia de la juez María Cristina Trejos, vuelve a aparecer ese punto de los « once desaparecidos » como una forma de impostura. Una vez más, la hipótesis de los « desaparecidos » del palacio de justicia se derrumba.

No podía ser de otra manera. Recordemos lo que ocurrió el 27 de febrero de 2011. Ese día el doctor José Vicente Rodríguez Cuenca, jefe de antropología forense de la Universidad Nacional de Bogotá, hizo una transcendental revelación a los periodistas Ricardo Puentes Melo y Fernando Londoño Hoyos. Declaró que en el año 2000 la Fiscalía General había exhumado 91 cadáveres ligados al expediente del Palacio de Justicia, que le había entregado a él, al doctor Rodríguez Cuenca, 64 de ellos para que tratara de identificarlos y que la Fiscalía General se había quedado con 27 restos humanos los cuales correspondían « a los ‘desaparecidos’ del Palacio de Justicia ». Explicó que esos 27 restos pertenecen a quienes murieron en el cuarto piso del Palacio y que la Fiscalía los ha ocultado desde entonces, en oficinas del CTI, sin que tenga interés alguno en identificarlos. Rodríguez Cuenca agregó: « Entre esos 27 restos están los siete empleados de la cafetería y tres visitantes que se encuentran ‘desaparecidos’ ». El profesor Rodríguez concluyó: « La Fiscalía siempre supo que tenían los restos de los posibles desaparecidos ».

¿Después de tal revelación cómo se puede seguir hablando de « desaparecidos » del palacio de justicia? Esas personas murieron a causa de la acción del M-19 en esa toma sangrienta. Los jefes del M-19 de esa época son los que deben responder por esas muertes, pues hasta hoy no lo han hecho y se han concentrado en acusar de ello a los militares, bajo el subterfugio de los « once desaparecidos ». Pero ese montaje se ha hundido.

En segundo lugar porque, por la primera vez, un juez de la República constata que el protagonismo de los militares que actuaron en la defensa y rescate del Palacio de Justicia es mil veces menos ilegal de lo que los acusadores suponían, y que las acusaciones contra ellos son « dudosas ». Por eso la juez María Cristina Trejos reveló, en su sentencia del 16 de diciembre de 2011, que la duda es más fuerte que las suposiciones acusatorias. Ella condenó hace siete meses al General Jesús Armando Arias Cabrales a 35 años de prisión por los « desaparecidos » del Palacio de Justicia. Esa sentencia ha sido fragilizada por ella misma.

Hasta ahora dos altos militares que liberaron a más de 244 rehenes, e impidieron que el M-19 se consolidara en ese edificio y realizara un golpe de Estado bajo la forma de un « juicio popular » contra el presidente de la República de la época, Belisario Betancur, como habían planeado, han sido juzgados y condenados a penas de prisión severísimas a pesar de que la instrucción de esos procesos no ha podido aportar prueba alguna contra ellos. Por eso muchos juristas, periodistas y observadores estiman que los procesos del General Arias Cabrales y del Coronel Alfonso Plazas Vega aparecen como una persecución política pues rebosan de vicios de enorme gravedad.

El abogado del general Ramírez, John Fernando Vásquez, demostró que su defendido no estuvo presente durante la recuperación del Palacio de Justicia. El logró probar, sobre todo, que las acusaciones que lo mostraban como ligado a las « desapariciones » son « inconsistentes » y « no han sido acopiadas dentro del juicio », como informó El Espectador, este 16 de diciembre.

Lo más interesante es que uno de los pilares de la acusación contra el general Ramírez era el testimonio de un señor Édgar Villamizar quien, como hizo valer el abogado John Fernando Vásquez, no figura en el expediente pues el nombre que aparece en éste es de un tal Édgar Villareal, persona totalmente desconocida hasta el día de hoy.

Edgar Villamizar no estuvo jamás en los episodios del Palacio de Justicia, ni fue testigo de nada pues está probado que él se encontraba en Granada (Meta) en esos días de noviembre de 1985. Además, el verdadero señor Edgar Villamizar declaró ante Alejandro Ordóñez Maldonado, Procurador General de la Nación, en junio de 2011, que alguien había suplantado ilegalmente su nombre en el proceso del Coronel Plazas Vega y que la fiscal Ángela María Buitrago había cometido el enorme error de no verificar quien le había dado la misteriosa versión mediante la cual alguien pretendía enlodar al coronel Plazas.

Edgar Villamizar, poniendo en peligro su vida y la de su hijo (pues teme ser víctima de un atentado que silencie su voz definitivamente), declaró ante el Procurador General que él no había sido testigo de nada, que no había estado en los hechos del Palacio de Justicia, que no conocía al Coronel Plazas, que nunca le había oído pronunciar a éste frase alguna, que nunca había ido a la Fiscalía a testimoniar, que no había firmado el llamado « testimonio » que la fiscal instructora había hecho valer como auténtico, a pesar de las fuertes protestas del abogado de la defensa quien denunció ese documento como una prueba falsa.

La pregunta es: si la juez María Cristina Trejos abandonó la teoría de que Edgar Villamizar es un testigo creíble en el proceso del General Ramírez, por qué la juez Jara condenó al coronel Plazas basada únicamente sobre esa « prueba »? ¿Por qué el Tribunal Superior de Bogotá, que estudia en estos momentos el recurso de apelación interpuesto por el abogado del Coronel Plazas Vega, no abandona definitivamente esa misma teoría errada? El falso testimonio de Edgar Villamizar (firmado Edgar Villareal) no puede tener existencia jurídica en ningún expediente y su utilización como base de la sentencia contra el Coronel Alfonso Plazas Vega constituye la mayor monstruosidad de la justicia colombiana de los últimos 50 años.

No es posible que en un proceso ese falso testimonio sea desechado y declarado « dudoso » y en otro proceso, sobre los mismos hechos, sea tomado como válido, desconociendo las declaraciones del propio Edgar Villamizar ante el Procurador General, no cuestionadas por nadie hasta el día de hoy.

Otro elemento que disparó las dudas de la juez María Cristina Trejos es la presencia en ese expediente del testimonio de Ricardo Gámez Mazuera, quien dijo haber sido miembro del Coici. Sin embargo, ese testimonio, que también fue esgrimido contra el Coronel Plazas Vega, fue desechado por la fiscal Buitrago. El testimonio de Gámez Mazuera fue, en efecto, desestimado por sus graves irregularidades. La Fiscalía le pidió a éste que testimoniara ante el consulado de Colombia en Bruselas (pues Gámez residía en Bélgica), pero éste no quiso comparecer. Gámez mintió todo el tiempo pues la Fiscalía comprobó que no había sido policía ni había estado en los hechos del Palacio de Justicia y tampoco había sido miembro de los servicios de inteligencia del Ejército.

El Coronel Plazas, por otra parte, no tuvo nada que ver con el caso de Irma Franco pues su actuación en el palacio de Justicia fue exclusivamente de combate y no podía realizar al mismo tiempo labores de inteligencia. El mismo General Ramírez Quintero declaró durante su proceso que el coronel Plazas no había tenido conocimiento de la actividad de inteligencia que él, Ramírez Quintero, hubiera podido hacer en el Palacio de Justicia. (Sentencia de la juez María Stella Jara, página 243).

La revelación obtenida por el periodista Ricardo Puentes Melo, y el análisis realizado por el doctor Fernando Londoño Hoyos, son de importancia capital: ello implica que el proceso y la condena penal de primera instancia contra el coronel Luis Alfonso Plazas Vega se ha derrumbado definitivamente.

El Coronel Plazas no puede seguir privado de libertad. El debe ser puesto en libertad inmediatamente. El fallo en segunda instancia, esperado por millones de personas en Colombia, no puede pasar por encima de lo que fue revelado, por fin, ante el país, por intermedio del Procurador General, ni pasar por alto lo que acaba de decidir la juez María Cristina Trejos. La sentencia de primera instancia que condenó al Coronel Plazas, detenido desde julio de 2007, es espuria e ilegal. El ente fallador de la segunda instancia debe corregir esa infamia y absolver de todo cargo al Coronel Alfonso Plazas Vega. El General Jesús Armando Arias Cabrales, detenido desde octubre de 2008, también debe ser puesto en libertad. Los dos altos oficiales están presos en instalaciones militares de Bogotá.

—————————————————————-

3 réponses à “El Coronel Plazas Vega también debe ser puesto en libertad”

  • Fabio:

    El Tiempo
    Procuraduría dice que no existió fosa común en La Macarena (Meta)
    21 de Diciembre del 2011

    El Ministerio Público archivó la indagación preliminar que había abierto sobre el caso.

    « Se pudo determinar con suficientes elementos de prueba la inexistencia de fosas comunes en el cementerio de La Macarena además de establecer que ninguno de los hechos evidenciados constituye falta disciplinaria », indicó la Procuraduría General.
    La indagación se había abierto luego de que se revelara que allí habían sepultado ilegalmente a 2000 cadáveres sin identificar.
    « En la inspección realizada se verificó que en el mencionado cementerio existen tumbas individuales en las que se encuentran inhumados un número aproximado de 500 cuerpos sin identificar. Las tumbas están identificadas con plaquetas dispuestas que permiten identificar el acta de necropsia a la que corresponden », indicó la Procuraduría.
    Agregó que se descarta la existencia de una fosa contenedora de 700 u 800 individuos en el cementerio de La Macarena.
    « Se da por desvirtuada la posibilidad de que sean verdaderas las denuncias iniciales referidas a las existencias de fosas comunes en el municipio de La Macarena », indicó.

  • Fabio:

    Aux Colombianophiles: combien de temps croyez vous que restera sous poste cette Mora-less chef du parquet mariée avec un criminel de toute sorte?

    ————————

    Ya no es un asunto privado
    21/12/2011
    Editorial
    El Colombiano, Medellín, diciembre 21 de 2011

    La señora Fiscal General de la Nación debe saber que ya no es admisible el escudo de la vida privada para dejar de responder una inquietud generalizada sobre su papel institucional, ante un evidente problema oficial derivado de su matrimonio. No se trata del ámbito doméstico de un funcionario sin relevancia. Debe primar el interés público y general por una justicia imparcial.

    No resulta fácil hablar de un asunto del ámbito -en principio- más íntimo y personal de la señora Fiscal General de la Nación, que ya se ha tornado problema institucional. Pero es una dificultad que hay que encarar, pues no es posible sortear o desviar el tema cuando lo que hay de por medio es la credibilidad del aparato investigador y acusador de la Justicia colombiana, su imparcialidad y liderazgo.

    Hemos seguido con mucho interés la posición fijada por importantes voces de opinión sobre el delicado tema. Si hemos aguardado la oportunidad de fijar la nuestra, no es para optar por la vía del medio, sino para poder ofrecer un juicio más sereno y, obviamente, esperando una respuesta clara de la propia Fiscal.

    Entrando en materia, el asunto de su relación de pareja con un hombre sumamente cuestionado, polémico y con una credibilidad baja -por no decir nula- y además incurso en varios asuntos turbios, es un tema que desborda el núcleo privado.

    El esposo de la señora Fiscal no es un profesional corriente que desempeñe labores alejadas de la controversia pública. Es un personaje que parece haber concebido su vida como un libreto de acción y vértigo para resultar involucrado, siempre, en los temas y con los personajes más inconvenientes y poco recomendables de la muchas veces sórdida realidad colombiana.

    La influencia del polémico Carlos Alonso Lucio, atendiendo sus antecedentes, no se circunscribe al espacio privado del hogar común. Ya algunas columnistas han ilustrado cómo parece extenderse incluso al abuso de llamar a fiscales a darles « sugerencias ». Esto, de ser verdad, es inadmisible y debe la misma Fiscal, mientras ocupe el cargo, poner un límite inequívoco que todos sus subalternos entiendan como infranqueable.

    El pasado lunes, el excomisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, denunció lo que puede ser un lamentable ejemplo de lo que acabará siendo el desempeño de la Fiscal y su entidad en lo sucesivo. Los problemas del cónyuge de la doctora Viviane Morales salpicarán constantemente a la alta funcionaria. Ver, por ejemplo, que fue ella quien envió una aclaración a la revista « Bocas », por una información sobre las condenas a Lucio, indica que la unión marital se traslada al comportamiento institucional.

    La actitud de la afectada no ha estado a la altura. No puede cerrarse más bajo el escudo de « mi vida privada ». Tiene que asumir una postura diáfana donde prime la institucionalidad y el derecho ciudadano de tener una Fiscalía sin mácula. La Corte Suprema, hace un año, tuvo consideraciones netamente políticas para elegirla. Ahora, argumentos políticos, pero de Estado, ameritan de todos una posición acorde con la importancia del cargo.

    Colombia no puede someterse a una especie de reality de un « amor a toda prueba » a costa de su administración de justicia. La doctora Morales debe considerar seriamente separarse del cargo. Es primero el interés público, y ella debe estar consciente de ello.

  • Fabio:

    BBC
    26 December 2011 Last updated at 07:25 ET
    Brazilian economy overtakes UK’s, says CEBR

    Brazil has overtaken the UK as the world’s sixth largest economy, an economic research group has said.

    The Centre for Economics and Business Research (CEBR) said its latest World Economic League Table showed Asian countries moving up and European countries falling back.

    The CEBR also predicted that the UK economy would overtake France by 2016.

    It also said the eurozone economy would shrink 0.6% in 2012 « if the euro problem is solved », or 2% if it is not.

    CEBR chief executive Douglas McWilliams told BBC Radio 4′s Today programme that Brazil overtaking the UK was part of a growing trend.

    « I think it’s part of the big economic change, where not only are we seeing a shift from the west to the east, but we’re also seeing that countries that produce vital commodities – food and energy and things like that – are doing very well and they’re gradually climbing up the economic league table, » he said.

    A report based on International Monetary Fund data published earlier this year also said the Brazilian economy would overtake the UK in 2011.

    Brazil has a population of about 200 million, more than three times the population of the UK.

    Brazil’s economy grew by 7.5% last year, but the government has cut its growth forecast for 2011 to 3.5% after the economy ground to a halt in the third quarter, with analysts blaming the country’s high interest rates and the worsening situation in the eurozone.

    And although Brazil currently sells more to China than it imports, Brazilian manufacturers have complained that their industries are being affected by cheap mass-produced goods from the Asian giant.

    The CEBR also said that Russia moved up one spot in its league table to ninth in 2011, and predicted that it would rise to fourth spot by 2020.

    It predicted that India, the world’s 10th biggest economy in 2011, would become the fifth largest by 2020.

    And it said European countries would drop down the table, with Germany falling from fourth in 2011 to seventh in 2020, the UK from seventh to eighth, and France from fifth to ninth.

    Brazilian economy

    * GDP: $2.52tn (£1.6tn); CEBR estimate for 2011
    * Main exports: manufactured goods, iron ore, coffee, oranges and other agricultural produce
    * Exports in 2010 totalled $201.9bn*
    * Imports in 2010 of $181.6bn*
    * Its main export partners are China, the US and Argentina*
    * Government forecasts growth of 3.5% in 2011, compared with 7.5% in 2010

    *Source: Brazilian Ministry of Development, Industry and Export

Laisser un commentaire

Catégories
Commentaires récents
Archives